Publicidad

12 consejos para cuidar tus articulaciones

Mds-prescribe-exercise-medicine_16

Mantener las articulaciones saludables, significa mantenerlas móviles. Cuanto más se muevan, menos rigidez que tendrán. Ya sea que estás leyendo, trabajando o viendo la TV,  es conveniente cambiar de posición con frecuencia. Toma descansos en tu escritorio o en tu silla y muévete.

Con sobrecarga o tensión, el cartílago en el extremo de las articulaciones se puede romper, causando un estrechamiento del espacio articular y que los huesos rocen entre sí.   Se pueden producir crecimientos óseos dolorosos, o espolones originando hinchazón, rigidez, y, artritis.

 

 

1. Protección y seguridad en los deportes

Una  lesión puede dañar las articulaciones. Por lo tanto la protección de las articulaciones es importante. Llevar equipo de protección como rodilleras y coderas cuando participas en actividades de alto riesgo como el patinaje, es fundamental.

 

2. Peso saludable para articulaciones saludables

Mantenerte en un peso saludable ayuda a no aumentar  la tensión en  la cadera, las rodillas y la columna vertebral.   Los kilos extra se suman a la carga colocada en estas articulaciones, aumentando el riesgo de ruptura del cartílago. Incluso una pequeña pérdida de peso puede ayudar, cada kilo perdido, disminuye 4 kilos de presión en las rodillas.

 

3. El ejercicio de bajo impacto para cuidar tus articulaciones

Para proteger sus articulaciones, sus mejores opciones son opciones de bajo impacto, como caminar, montar en bicicleta y nadar.  Los ejercicios de  alto impacto, los golpes y  las  sacudidas pueden aumentar el riesgo de lesiones en las articulaciones y pueden causar daños en el cartílago lentamente.

 

4. Fortalecer los músculos para cuidar las articulaciones

Tener músculos fuertes alrededor de las articulaciones significa menos tensión sobre ellas. La investigación muestra que el tener músculos débiles en el muslo aumenta el riesgo de osteoartritis de la rodilla.. Incluso los pequeños aumentos en la fuerza muscular pueden reducir ese riesgo. Evita los movimientos rápidos y repetitivos de las articulaciones afectadas.

 

5. Movimiento articular

Mover las articulaciones a través de su gama completa de movimientos nos permite mantenernos  flexibles y disminuir la rigidez. Si tienes  artritis, tu médico o fisioterapeuta puede recomendar ejercicios para el movimiento diario.

 

6. Fortalece tu eje

Los abdominales fuertes y  los músculos de la espalda ayudan con el equilibrio. Cuanto mejor sea tu equilibrio, menos probabilidades hay de dañar tus articulaciones con caídas u otras lesiones. Así que incluye abdominales y dorsales  en tu  rutina de ejercicio.

 

7. Conocer los límites de tus articulaciones

Es normal tener algunos dolores musculares después del ejercicio. Pero si el dolor dura más de 48 horas, que hayas forzado tus articulaciones.

 

8. Come pescado para reducir la inflamación

Los peces  de agua fría  como el salmón y la caballa son buenas fuentes de ácidos grasos omega-3. Los omega-3 pueden ayudar a mantener las articulaciones saludables, así como para reducir la inflamación, una causa de dolor en las articulaciones y dolor en las personas con artritis.

 

9. Bebe leche para mantener los huesos fuertes

El calcio y la vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes. Los productos lácteos son las mejores fuentes de calcio, pero otras opciones son verdes, verduras de hojas verdes como el brócoli y la col rizada. Si usted no tienes  suficiente calcio en tu dieta, consulta  a tu médico acerca de los suplementos.

 

10. Protege las articulaciones con una buena postura

Párate  y siéntate derecho. Una buena postura protege las articulaciones.  Una forma fácil de mejorar la postura es caminar, cuanto más rápido se camina, los músculos trabajan para mantener en posición vertical. La natación también puede mejorar la postura.

 

11. Usa hielo para el dolor articular

El hielo es un analgésico y un antiinflamatorio natural y gratis. Se adormece el dolor y ayuda a aliviar la hinchazón. Si tienes una articulación inflamada, aplica una compresa fría o hielo envuelto en una toalla. Déjalo actuar durante 20 minutos .

 

12. Glucosamina

La glucosamina es un compuesto químico natural que se encuentra en el cartílago articular sano. Algunos estudios han demostrado que la glucosamina - en combinación con la condroitina - puede proporcionar algún alivio para el dolor moderado a severo causado por la artrosis de rodilla. Sin embargo, los resultados de otros estudios han sido contradictorios.

Publicidad
Publicidad
Publicidad