Publicidad

7 consejos para disminuir el consumo de sal en la dieta (Borrador)

7816271044_7c16821446_h

Los expertos recomiendan no consumir más de 2,5 gramos de sodio al día, sin embargo se calcula que llegamos a consumir entre 11 y 12 gramos diarios, lo que puede provocar serios problemas de salud a futuro.

La sal en exceso fomenta la retención de líquidos, con el consiguiente aumento de peso y obligando al corazón, hígado y riñones a trabajar por encima de sus posibilidades.  La sal es también causante de de problemas de hipertensión arterial, diversos padecimientos del corazón, enfermedades hepáticas y renales. Las personas fumadoras, diabéticas y obesas ven agravada cualquier disfunción del organismo ante un consumo excesivo de sal.

Un gramo de sal contiene un 40% de sodio, que el organismo procesa en los riñones. Cuando se consume mucha sal, los riñones envían al flujo sanguíneo el sodio que no pueden procesar. Una vez en la sangre, el mineral produce una acumulación de agua y ese aumento del volumen del flujo sanguíneo necesita de más presión para recorrer el organismo. Esto hace que el corazón trabaje más para poder bombear la sangre. Mientras más sal se consume, más debe trabajar el corazón.

A continuación te damos algunos consejos para cambiar hábitos y reducir el consumo de sodio y sal en la dieta:

1. Usar productos reducidos en sodio o sin sal.
2. Comprar vegetales frescos, congelados o de lata que no contengan sal.
3. Usar carne fresca de aves, pescado y carne magra en lugar de los tipos enlatados, ahumados o procesados.
4. Limitar el consumo de alimentos procesados (como el tocino y el jamón), alimentos envasados en salmuera (como pepinillos, aceitunas y chucrut) y los condimentos. 
5. Limitar también el consumo de las versiones de salsa de soya y teriyaki o preferir aquellas que contienen menos sodio.
6. Disminuir el consumo de arroz, pasta y mezclas de cereales al instante o con saborizantes, a los cuales se les agrega con frecuencia mayor cantidad de sal.
7. Elegir alimentos de preparación rápida con menos sodio. Reducir el consumo de comidas congeladas, pizzas y mezclas empaquetadas, sopas o caldos en lata y los aderezos para ensalada; éstos a menudo contienen grandes cantidades de sodio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad