Publicidad

Entrenamiento matutino: ¿cómo ganarle al sueño?

Ma%c3%b1ana

Siendo lo más recomendado por los habituales corredores, la mañana es el momento más productivo para practicar esta disciplina pese a ser difícil lograrlo cuando uno esta comenzando. Pese a la dificultad, lograr correr, trotar o caminar por las mañanas comienza a demostrar el cambio de hábito y la intensión de superarse.

Las comodidad de poder quedarse durmiendo un poco más debe ser vencida por la fuerza de voluntad que lo lleva a buscar una vida más sana comenzando el día haciendo ejercicio. Para esto uno debe tener bien en claro lo que quiere y plantearse algunas pautas para poder lograr este cambio en la rutina diaria.

- Lo principal es plantear bien los objetivos finales antes de comenzar a entrenarse para focalizar el entrenamiento en un fin fijo, pudiendo ser este objetivo una carrera o competencia de cualquier tipo.

- Vaya anotando los entrenamientos que va realizando con el fin de llevar un control de las exigencias y distancias que va llevando. Esto lo ayudará a saber para que está en condiciones de realizar.

- Plantee el día anterior que camino va a recorrer el día siguiente para estar mentalizado en el entrenamiento.

- Tenga siempre a mano su ropa de entrenamiento para que esta no sea un contratiempo a la hora de querer entrenarse.

- Genere el hábito de levantarse rápido cuando suena el despertador y vestirse de corredor, esto hará que no tenga la posibilidad de volver a tirarse a dormir.

- Caliente de manera adecuada teniendo en cuenta la temperatura ambiental, una buena entrada en calor facilita que el trabajo sea más provechoso.

- Cumpla con lo planteado en su guía de entrenamiento al pie de la letra y cuando finalice estire nuevamente.



Publicidad
Publicidad
Publicidad