Publicidad

El café ¿aliado o enemigo?

Url-1-1

El café, una de las bebidas de mayor consumo en el mundo, no es generalmente considerado saludable por su alto contenido de cafeína. Sin embargo, conforme a recientes investigaciones se sabe que  esta bebida milenaria es una fuente rica de antioxidantes (y otros compuestos bioactivos) y diversos estudios científicos muestran asociaciones inversas entre su consumo y los biomarcadores séricos de inflamación y la resistencia a la insulina.

Los resultados fueron categóricos: los hombres y las mujeres que bebían cuatro o más tazas de café al día tenían un riesgo menor de mortalidad (10% los hombres, y 15% las mujeres) por enfermedades del corazón, enfermedades respiratorias, accidentes cerebrovasculares, lesiones y accidentes, diabetes e infecciones.

Otro estudio observó una asociación inversa significativa de incidencia de cáncer de endometrio en aquellas mujeres (de entre 50 y 71 años) que consumían diariamente tres tazas de café. Esta relación se potenció entre las mujeres que nunca habían usado terapia hormonal y también en las que tenían sobrepeso y obesidad. Una de las posibles causas, según esta investigación, es que el café tendría propiedades anti-oxidantes, anti-tumorigénicos,  y fuente de fitoestrógenos (como las isoflavonas y los lignanos) que reducirían la incidencia en este tipo de cáncer.   También se encontró que los bebedores de café tendrían un riesgo menor de cáncer de colon. Y los que consumían café descafeinado poseían una menor incidencia de cáncer de colon y recto, pero no encontró ninguna asociación entre el consumo de té y menor incidencia en este tipo de cánceres.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad