Publicidad

El consumo de carne roja, ¿incrementa el riesgo de cáncer?

Red-meat

Durante los últimos años se han realizado varias investigaciones sobre la relación entre la nutrición y la incidencia del cáncer. Nuevos estudios vinculan al consumo de carne vacuna con el desarrollo de esta grave enfermedad.

De acuerdo a una investigación comer una porción diaria de carne roja procesada puede aumentar el riesgo de muerte prematura hasta en un 20%, de acuerdo a una investigación realizada por expertos de la Universidad de Harvard en 120.000 personas de los Estados Unidos. Entre las evidencias de que comer carne roja incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer. 

Otros nuevos estudios han difundido este año que relacionan la consumición de carne vacuna con una mayor probabilidad de desarrollo de distintos tipos de cáncer. Uno de ellos sugiere que un consumo elevado de carne roja puede intensificar hasta en un 35% el riesgo de cáncer de pulmón mientras que una alta ingesta de aves de corral disminuiría la incidencia en un 10%.

Mientras que otro estudio realizado en el Reino Unido, mostró un incremento del riesgo del cáncer colorectal.

Por otra parte, 40 expertos europeos participaron en una investigación prospectiva realizada en 23 países, la cual constató que el consumo excesivo de carne procesada se asocia positivamente con cáncer de pulmón, especialmente entre los fumadores.

La carne roja es fuente hierro, proteínas y vitaminas. Pero también de grasa poco saludable. En el caso de las salchichas, panceta y embutidos se añade el riesgo de otros ingredientes dañinos como son los nitritos, la grasa saturada o la sal. También importa la forma en la que se cocina la carne, habitualmente sobre brasas, que favorece la liberación de carcinógenos.  Por este motivo es que los expertos en nutrición advierten que se debería limitar el consumo de ternera, cerdo, cordero y embutidos a 2-3 raciones semanales

Publicidad
Publicidad
Publicidad