Publicidad

Dime como pisas y te diré que calzado te conviene

Pronasup

La carrera es una de las actividades más completas a la hora de practicar deporte. Nada más importante que hacernos con el equipamiento adecuado para salir a correr y para realizar una buena elección resulta fundamental conocer el tipo de pisada que tenemos.

Ante todo es necesario que antes de salir a correr reparemos en el tipo de corredor que somos. En esta diferenciación existen dos tipos que hay que tener en cuenta y bien claro a la hora de hacernos con las zapatillas adecuadas. Los dos tipos a tener en cuenta son los pronadores y los supinadores. 

 

Supinadores (5%):

El corredor supinador es el que tiende a separar las piernas a la hora de correr y apoya la parte más externa del pie en cada pisada, con lo que esta zona es la que recibe casi todo el impacto.

 

Pronadores (45%):

Los pronadores, en cambio son todo lo contrario. A la hora de correr lo que les sucede es que tienden a juntar las piernas y a pisar con la parte más interna de la planta del pie. En este caso todo el peso y el empuje de la carrera se concentrará en esta parte que deberá reforzarse más . 

 

Neutros (50%): 

A pesar de todo, existen corredores neutros que no sobrecargan ni una ni otra parte, ya que la forma de pisar es totalmente plana. En este caso las piernas se mantendrán totalmente paralelas.

 

Test frente al espejo

Para saber qué tipo de corredor somos simplemente debemos colocarnos de pie con las piernas ligeramente separadas y los pies apoyados totalmente en el suelo, preferiblemente descalzos. En esta postura lo que haremos será flexionar las rodillas tres veces dejando que las piernas se muevan a su antojo. A la tercera flexión lo que haremos será detenernos manteniendo la postura. 

 

  • Si hemos terminado con las rodillas pegadas somos pronadores. 
  • Si las piernas están más o menos juntas, pero no se pegan seremos neutros.
  • Si las piernas están muy separadas seremos supinadores.

 

Prueba húmeda

La prueba húmeda consiste en mojar tus pies y pisar un papel oscuro para ver el arco.

  • Si la huella apenas tiene curva el arco es plano o leve y eres probablemente sobrepronador.
  • Si la curva es muy grande el arco es alto y eres probablemente supinador.
  • Si la curva es media eres normal o neutro. 

 

Recuerda que la huella plantar únicamente nos da una primera aproximación de lo que puede esperarse del mismo pie en movimiento. 

 

 

Estudiar las zapatillas viejas

Neutro 

Tendrás una pisada neutra (normal) si el desgaste de la suela de tus zapatillas tiene forma de S, desde el exterior del talón (lateral) hasta el dedo gordo del pie. Cuando tienes una pisada neutra puedes utilizar una amplia variedad de zapatillas.

Pronador

Las zapatillas de un pronador muestran un desgaste extra en todo el talón y en la cara interior de la puntera, especialmente a la altura del dedo gordo del pie.  

Un corredor pronador necesita unas zapatillas con refuerzo interno o en casos más severos unas plantillas deportivas.

Supinador

Los supinadores usualmente desgastan las zapatillas en la zona exterior del talón, y la parte superior puede estar desplazada, e incluso deformada, hacia el lateral exterior. Debería elegir unas zapatillas neutras con mayor o menor amortiguación dependiendo de su peso corporal.  Un corredor supinador debería elegir unas zapatillas neutras con mayor o menor amortiguación dependiendo de su peso corporal. 

 

Las Nike Lunar Glide incorporan la tecnología Dynamic Support, que brinda una mayor estabilidad, y un nuevo sistema de amortiguación denominado Lunarlon que se adapta a la pisada del corredor tanto si es pronador como supinador ofreciendo mayor comodidad en el impacto. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad