Publicidad

Las dietas vegetarianas, ¿son más saludables?

Nutrition_-_salad_bowl

Muchos estudios sugieren que los vegetarianos son más delgados, longevos, y tienen menor riesgo de enfermedades crónicas. Una investigación de Public Health Nutrition realizó un estudio epidemiológica sobre estas dietas y su asociación con la salud del individuo.

Durante los últimos 50 años, con el objetivo de prevenir deficiencias en la dieta, las autoridades internacionales de salud pública han difundido recomendaciones específicas acerca de la ingesta de nutrientes. Sin embargo, hay una falta de consenso sobre lo que se considera una dieta óptima para reducir el riesgo de enfermedades prevenibles.

Esta revisión, se encontró que  las dietas vegetarianas y lácto-ovo vegetarianas se asocian con reducciones en triglicéridos y LDL colesterol de aproximadamente 10-15%, mientras las dietas veganas en aproximadamente el 15-25% , y un 20-35% en las dietas vegetarianas con adición de fibra, soja y frutos secos, por lo que los efectos reductores de los lípidos de las dietas vegetarianas dependen de los componentes dietéticos consumidos. 

Asimismo, conforme a distintos estudios,  las dietas vegetarianas se caracterizan por contener una gran cantidad de fitoquímicos, antioxidantes y fibra dietética que pueden ofrecer protección y ventajas metabólicas contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.   Se  reportó una reducción del 37% de riesgo de muerte por cardiopatía coronaria en adultos que consumen frutos secos más de cuatro veces a la semana. 

Realizada por expertos canadienses, uno de los resultados de esta revisión es que si bien las dietas vegetarianas no han mostrado ningún efecto adverso sobre la salud, pueden causar deficiencias de nutrientes en el caso de aquellas muy restrictivas o monótonas (especialmente en el caso de niños o embarazadas). Sin embargo, reconoce que las dietas más saludables son las basadas principalmente en frutas y verduras (con reducida cantidad de productos lácteos, pescados y carne roja), ya que se asocian con un riesgo reducido de enfermedades, especialmente patologías cardiovasculares, diabetes tipo II, y algunos tipos de cáncer. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad