Publicidad

Los increíbles beneficios de caminar 30 minutos al día

Image

Caminar a paso rápido 30 minutos seis días a la semana es suficiente para reducir la circunferencia de cintura y el riesgo de síndrome metabólico, un trastorno cada vez más frecuente relacionado con la obesidad y el sedentarismo.  Según los especialistas,  el beneficio se obtiene aunque no se modifique la alimentación.

Se estima que un cuarto de la población mundial tiene síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar enfermedad cardíaca, diabetes e infarto cerebral (ACV).  El síndrome metabólico se diagnostica cuando una persona presenta al menos tres de cinco factores de riesgo: obesidad abdominal, hipertensión, triglicéridos elevados, colesterol HDL bajo y  glucemias altas.

Un ensayo clínico recientemente realizado denominado  STRRIDE (Targeted Risk Reduction Intervention through Defined Exercise), investigó el efecto  de distintos niveles e intensidades de ejercicio sobre 171 hombres y mujeres de mediana edad con sobrepeso.

Antes de hacer ejercicio de manera regular, el 41% de los participantes tenía síndrome metabólico. Al finalizar los 8 meses del programa de ejercicio, el trastorno afectaba al 27% de los participantes.

El aporte más importante del estudio es que no hay que correr cuatro o cinco días a la semana; se pueden obtener beneficios significativos con solo caminar  30 minutos al día.   

Los participantes que hicieron la menor cantidad de ejercicio semanal -caminar 30 minutos seis días por semana o 17,7 kilómetros semanales- obtuvieron beneficios significativos, mientras que los que hicieron más ejercicio -trotar 27 kilómetros por semana- lograron apenas más beneficios en términos clínicos. El equipo observó que las personas que hicieron ejercicio muy extenuante durante poco tiempo no mejoraron su perfil de riesgo tanto como las que hicieron ejercicio menos intenso durante más tiempo.

Esto sugiere  que tiene más valor hacer ejercicio moderado todos los días que hacer ejercicio más intenso unos pocos días a la semana. Todos los participantes disminuyeron centímetros de cintura durante los ocho meses del estudio, mientras que el grupo control que no realizó ejercicio aumentó alrededor de 0,45 kilogramos y 1,27 centímetros de cintura.

Estos resultados avalan lo que sabemos desde hace tiempo. Un poco de ejercicio es mejor que nada, más ejercicio suele ser mejor que menos y el sedentarismo puede ser  mortal.

Artículo original:  Studies of a targeted risk reduction intervention through defined exercise (STRRIDE). 

Publicidad
Publicidad
Publicidad