Publicidad

Secretos efectivos para un abdomen envidiable

Abs

 

Nadie puede decir que no le encantaría tener un abdomen plano y trabajado.   Pero reducir centímetros de abdomen no es una tarea fácil, aunque tampoco es imposible. Para lograrlo no sólo debes comer adecuadamente, sino que también debes realizar los ejercicios apropiados que te ayuden a lograr tu objetivo en poco tiempo.  Para ello hemos elaborado estos simples consejos que te ayudarán.

1. Que nunca falten las proteínas y la fibra en tu dieta

Los alimentos ricos en proteínas ayudan a construir el músculo, mientras que la fibra soluble -presente en la avena, porotos, frutas, y verduras- reduce la grasa del abdomen.

Un estudio de la Universidad de Wake Forest descubrió que cada vez que las personas comen 10 gramos de fibra soluble (cerca de dos manzanas pequeñas, una ración de avena, media taza de porotos o media taza de arvejas), su grasa abdominal disminuye.

Añadir fibra y agua al menú diario no sólo contribuye a deshincharte y adelgazar, sino también a evitar molestias secundarias a la constipación.

2. Haz ejercicio aeróbico por intervalos

En un estudio de la Universidad de Duke, practicado a 196 adultos sedentarios y con sobrepeso, demostró que el entrenamiento aeróbico reduce significativamente la grasa abdominal.

Para maximizar los beneficios con un compromiso mínimo de tiempo, trata practicar entrenamiento progresivo.   Comienza con pequeñas rutinas de 30 minutos, primero realiza 10 minutos de ejercicios de calentamiento, y luego camina  a  un ritmo normal alternado con una caminata energica de un minuto.

3. Mejora la postura

Cuando estés de pie, contrae la panza y los glúteos, y automáticamente tu abdomen lucirá más plano. Si haces esto 2 o 3 veces por semana en series de 12 repeticiones, podrás tonificar tus músculos.

 

4. Ejercicios para tonificar

Abdominales básicos.

Acuéstate de espalda en el piso, con las rodillas dobladas y la planta de tus pies totalmente sobre el suelo. Apoya tu cabeza sobre los dedos de tus manos y siempre con los codos abiertos. Mientras contraes tus abdominales, empieza a levantar la cabeza lentamente, primero acercando el mentón hacia el pecho, luego el cuello, los hombros y así hasta despegar del suelo la parte superior de la espalda.

 

Abdominales invertidos

Acuéstate de espalda en el piso con las manos a los lados, las rodillas dobladas y los pies ligeramente levantados del suelo. Concéntrate en contraer tus abdominales para levantar tu cadera y acercar tus rodillas hasta tu pecho.

 

 

Bicicleta. Acuéstate de espalda en el piso, levanta tus piernas y dobla tus rodillas formando un ángulo de 90 grados. Empieza por extender la pierna derecha y, con las manos detrás de la cabeza, intenta unir el codo derecho con la rodilla izquierda. Este movimiento lo debes hacer sin que tu brazo se cruce sobre tu cabeza, sino concentrando toda la fuerza en tu abdomen para que él te ayude a girar el tronco hacia la izquierda. Ahora cambia de lado sin dejar caer la espalda, extendiendo la pierna izquierda y uniendo el codo izquierdo con la rodilla derecha.

 

Posición de banco

Conteniendo el estómago. Ubícate “en cuatro”, sobre pies y rodillas mirando hacia el suelo. Deja que tu estómago salga mientras tomas aire y luego lo sueltas. Tan pronto saques el aire mete tu estómago suavemente y contenlo 10 segundos, sin doblar tu espalda en ningún momento. Descansa y repite hasta 10 veces.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad