Publicidad

Suplementos dietéticos naturales y sus beneficios sobre la salud

Semillas-de-lino

Existen en el mercado una gran variedad de suplementos dietéticos naturales que  pueden contribuir  con nuestro organismo aportando nutrientes y favoreciendo el buen funcionamiento de los procesos metabólicos de nuestro cuerpo.

 

Semillas de lino

Estas semillas de la familia de las lináceas, aportan una abundante cantidad de fibra dietética soluble (mucílagos), por lo que tienen una alta capacidad para retener agua.

Nos brindan una excelente solución ante los problemas de estreñimiento, dado que esas sustancias mucilaginosas no son absorbidas por el intestino, retienen agua y esto aumenta considerablemente el volumen y fluidez de las heces.

Provocan un aumento de los movimientos peristálticos favoreciendo el paso de las mismas a través del tracto intestinal.  También promueve la salud de la piel, las uñas, los huesos y los dientes.

Se pueden consumir agregándolas a preparaciones de pan y galletas o simplemente en yogures o alimentos.

Dos o tres cucharadas soperas al día, cuando la dieta es baja en fibra, nos garantizaran una saludable solución ante los trastornos del transito intestinal.

 

 

Germen de trigo

El germen de cualquier cereal, es quien contiene la mayor proporción de proteínas.

Lo podemos encontrar en el mercado en forma de copos con un sabor muy agradable.  Nos aporta como hemos mencionado proteínas, vitaminas (vitamina E y vitaminas del complejo B) y minerales (calcio, fosforo, hierro, magnesio, potasio y zinc), lecitina y ácidos grasos insaturados (omega 6).

El germen de trigo previene la acumulación de colesterol en las paredes arteriales gracias a su contenido en lecitina y fosfolípidos, mejora estados carenciales de vitaminas y proteínas por dietas inadecuadas o enfermedades que impiden la correcta asimilación de los nutrientes.  También aumenta la dosis de proteínas necesarias según los diferentes estados biológicos (embarazo, lactancia, etc.). También favorece la cicatrización de úlceras

La dosis adecuada es de dos a cuatro cucharadas al día, espolvoreando ensaladas o el yogur.

Asegúrate que el producto esté fresco y envasado al vacío, ya que se echa a perder con facilidad.

 

Polen

Se compone de proteínas (15-20%) de fácil asimilación, vitaminas del complejo B, vitamina C, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, carotenos, calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, esteroles vegetales y azucares simples.

El polen, tiene un efecto antibacteriano, ayuda a combatir trastornos del colon, la fatiga y el cansancio, como así la depresión. También fortalece el sistema inmune.

El polen alimenta esencialmente al cerebro, tonificando sus funciones intelectuales. Puede consumirse toda la vida sin que presente contraindicación alguna.

Puede adquirirse en forma de granulado y se consume con líquidos, yogures o directamente a cucharadas. Con solo 10 gr. /día obtenemos una dosis altamente tonificante.  Precaución: personas alérgicas no deben consumirlo.

 

 

La lecitina

Es un lípido (grasa) que forma parte de todas las membranas celulares de nuestro organismo, y es justamente en las membranas celulares donde se regula la entrada y salida de nutrientes.

La lecitina forma parte de la capa que recubre nuestras neuronas (ejerce una acción potenciadora de la memoria y la actividad mental), formando parte de las células nerviosas y los músculos.

La principal ventaja que nos ofrece el consumo de esta grasa es que emulsiona a otras grasas, las fracciona en partículas más pequeñas, y favorece su transporte por la sangre. Como es algo soluble en agua, cuando se une al colesterol y otros lípidos, provoca que estos últimos se eliminen del organismo, evitando que se nos acumule grasa.

Contribuye a prevenir la arterioesclerosis, por lo cual nos protege contra enfermedades cardiovasculares (ayuda a fabricar colesterol bueno HDL), mejora la función cerebral y le facilita al hígado la absorción de tiamina y al intestino la de vitamina A.   En los alcoholicos,  la lecitina es usada también para reparar el daño que el alcohol ha causado en el hígado.

Podemos encontrar la  lecitina de soja y la lecitina del huevo, una cucharada de este suplemento en las comidas principales contribuirá a controlar los niveles de colesterol en sangre y será también beneficioso para la piel.  Otras fuentes de lecitina son: la levadura de cerveza, los cereales, las legumbres, el pescado y el germen de trigo.

 

 

La espirulina

La espirulina es una microalga de agua dulce (plancton formado por seres vivos vegetales y animales microscópicos) y uno de los alimentos más prometedores de la actualidad. Su concentración de nutrientes no se parece a ningún otro cereal, hierba o planta.

Esto se debe a que entre el 60-70% es proteína. También nos aporta: ácido gammalinolénico, ácidos linoleico y araquidónico, vitamina B12, carotenos, hierro, magnesio, calcio y zinc.

Sus efectos en nuestro organismo:  refuerza el cabello, las uñas y la piel, mejora el sistema inmune, aumenta la absorción de los minerales, reduce el nivel de colesterol sanguíneo, estabiliza el nivel de glucosa en sangre

da sensación de saciedad por lo que ayuda a controlar la ingesta de alimentos.         

Se puede consumir en polvo seco o en comprimidos. Una dosis de 2 a 10 gramos de alga ayuda a corregir estados carenciales y a reforzar el organismo en general.

Publicidad
Publicidad
Publicidad